Las contracturas en la área cervical provocan una restricción de la flexión, extensión y rotación del cuello, acompañado de un dolor muy agudo. También pueden provocar dolor craneal occipital y mareos o vértigos. 

La acción de la musculatura  cervical posterior es básicamente la extension del cuello. Es decir la acción de mirar el techo. Este movimiento de extensión se efectúa gracias a las fibras superficiales mas largas. Las fibras mas profundas que están en posición de diagonal realizan la rotación. 

Estos músculos se contracturan habitualmente debido a una flexión cervical mantenida. Por ejemplo leer, estar en una mala posición delante de un ordenador o al coser. O también por un traumatismo importante. Es muy probable que en estos casos en tratamiento pueda ser local. 

Pero otras veces el dolor cervical es debido a una contractura y acortamiento de la musculatura anterior del tórax: pectoral mayor, triangular del esternón... y de la musculatura anterior del cuello: escalenos, esternocleidomastoideo.... Así pues cuando la musculatura anterior del tórax esta contracturada y acortada se crea un encorvamiento del tórax hacia adelante. 

La musculatura posterior de la espalda y cervical interpreta con ello que el sujeto se cae hacia delante por lo que se tensa y contractura para impedirlo. De ahí que muchas contracturas cervicales sean incurables cuando el tratamiento es solamente local.  

El masaje shiatsu tiene técnicas muy eficaces para aliviar contracturas en la zona cervical. El shiatsu tiene una visión global de las tensiones y las contracturas. Las técnicas de presión muscular -características del shiatsu- disuelven las contracturas de una manera muy eficaz. Cuando además el planteamiento estratégico del tratamiento es el adecuado, los dolores y rigideces cervicales tienden a aliviarse de forma definitiva.

Otra técnica que me gusta mucho utilizar por su enorme eficacia es el láser. El láser tiene la particularidad de que es luz, por lo que es un tratamiento muy suave, 100% indoloro y nada invasivo. El láser es una luz que al tener una frecuencia totalmente uniforme, ordena todos los desequilibrios que irradia, tanto sean energéticos como físicos. Las contracturas musculares que son causales -y no reactivas- responden muy bien a la luz roja del láser.  

ACUPUNTURA POBLENOU Barcelona, terapias naturales, acupuntura, masaje terapéutico shiatsu, flores de Bach y terapias afines.    

Publicado: 5 de Abril de 2016